miércoles, 22 de agosto de 2007

Barbo Tigre (Barbus Tetrazona)

Características

Su coloración amarilla dorada es quebrada por cuatro rayas negras verticales y por su hocico rojo. Puede llegar a medir 7 cm de largo. En las hembras el color amarillo es más pálido mientras que en los machos es intenso y anaranjado, además la aleta dorsal en los machos es negra y naranja con el borde naranja rojizo y las dos anales totalmente anaranjadas, mientras que en las hembras la dorsal es negra, naranja y con el borde transparente y las dos anales son naranjas con el borde transparente.

Se les puede distinguir también porque la hembra es un poco más gorda, y por el carácter que mantienen en la vida del acuario, porque los machos están todo el día compitiendo y peleándose boca con boca, mientras que las hembras se mantienen al margen.

Alojamiento

Para la cría de esta especie se requiere un acuario específico. El acuario mínimo para la reproducción de estos barbos es uno de unos 10 litros y con las siguientes características:
Temperatura: 26°C
PH: 6,5
GH: menor de (-5º)

El fondo deberá ser de arena y guijarros, y se le debe colocar una rejilla también en el fondo para proteger los huevos de los progenitores. Se aconseja a mantenerlos en grupos de al menos seis peces. Hay que distribuir abundantes plantas en las zonas laterales y posterior, y proporcionar un amplio espacio frontal vacío para que estos grandes nadadores. Les gusta que haya una cierta corriente en el acuario que puede ser creada por la salida de un filtro exterior).

Alimentación

Es una especie glotona, pero le irá bien una dieta variada de aletas, artemia, alimento vivo, comida fresca.

Cuidados

El barbo tigre se reproduce con facilidad, pero hay que tener particular atención con la cualidad y temperatura del agua en este periodo. El ritual de reproducción del barbo tigre consiste en una persecución del macho a la hembra, para atraerla hacia la planta donde los dos al unísono colocarán los huevos. Los huevos son amarillentos y pegajosos, se quedan adheridos a la planta o caen al fondo. Una vez que se acabe la puesta, hay que retirar a los padres.

Los huevos eclosionarán a las 36 horas. Después de un día ya habrán consumido el saco vitelino y tienen que empezar a comer por si solos, cuando se alimentarán con nauplios de artemia, o copépodos. En esta fase se coloca algún sistema de filtración suave como un filtro de esponja, por ejemplo.

Crecen muy rápido. A las dos semanas ya miden 1 cm y se les distinguen perfectamente las rayas. Como son voraces, a los cuatro o cinco días se les debe cambiar la dieta por Artemia salina. A los 3 meses y medio ya son adultos y han alcanzado la mitad del tamaño de uno totalmente desarrollado, pudiendo reproducirse de nuevo entre ellos.

Artículo publicado en Todo sobre Peces