miércoles, 5 de septiembre de 2007

Geochelone sulcata

Morfología

Los machos tienen 2-3 espolones en la parte superior de las patas traseras, que no aparecen en el caso de las hembras, o que son de menor tamaño. En el caso de machos adultos pueden llegar a medir 6 cm. Las patas traseras tienen 4 uñas, y las delanteras 5.

Además los machos son en esta especie mayores que las hembras. Probablemente lleguen a vivir más de 100 años, pero el récord de vida en cautividad lo tiene un ejemplar del zoo de Giza (Egipto) que murió en 1986 con una edad de 56 años.

El color base del caparazón es marrón oscuro, relativamente plano, es además ancho y alargado; cada una de las placas tienen un color marrón oscuro en su perímetro. Ejemplares jóvenes pueden presentar una mancha en las placas; además, los bordes de las placas tienen un color más oscuro que el resto de la placa, distinción que desaparece cuando crecen (unos cinco años).

La cabeza es más redondeada que en otras clases de tortugas; presenta además, al igual que el resto de extremidades, un color amarillento, o amarillo-marrón. La placa supracaudal está dividida. La piel es muy gruesa.

Los machos puede alcanzar hasta los 85cm de largo y un peso de 100 kg, y las hembras entre 60-70 cm de longitud de plastrón y entre 50 y 70 kg. El ejemplar más grande jamás medido, tenía 104 cm de longitud y 112 Kg. de peso.
Son por tanto la tercera mayor especie de tortuga terrestre, tras las tortugas gigantes de Las Galápagos y de las Seychellen.

En la actualidad no se reconocen subespecies, aunque investigaciones genéticas indican que existen al menos 2 subespecies, la oriental y la occidental. Según Devaux, los ejemplares de la zona oriental son, por ejemplo, de un color más claro que los de la zona occidental.

Esta especie es una excelente excavadora y exploradora. Para protegerse del calor, excava unas madrigueras que pueden alcanzar los 4 metros de profundidad y los 20 de longitud!!
Los machos son excelentes exploradores, y pueden recorrer sin problema una extensión de 100 Km en busca de una hembra.

Alimentación

En esta especie es muy importante la alimentación, pues desarrolla muy fácilmente un caparazón deformado (con protuberancias en las placas). Hierbas secas, heno, paja, y suculentas forman la base de su alimentación en estado salvaje. Ocasionalmente puede tomar carroña.
En cautividad, como para todos los animales que viven en zonas desérticas, hay que seguir una norma básica: NADA de fruta y NADA de carne (proteinas)!! La alimentación debe consistir en heno, hierbas silvestres, lechuga y flor de hibiscus.

Reproducción

En estado salvaje tiene lugar durante todo el año. Como en casi todas las especies de tortugas terrestres, el macho en el apareamiento se comporta de forma agresiva, embistiendo y mordiendo a la hembra, que puede resultar gravemente dañada.

Si se encuentran dos machos con una hembra, comienza una pelea en la que se usan los espolones; puede ocurrir que un macho consiga tumbar al otro, dejándolo con el plastrón hacia arriba; si no consigue volverse, suele morir debido a las altísimas temperaturas.

La puesta de huevos tiene lugar en estado salvaje desde octubre a mayo. La hembra suele excavar el nido bajo un arbusto; este suele tener una profundidad de 20-70 cm, y 30 cm de ancho. En pocos minutos puede poner entre 10-35 huevos; en un año puede realizar una sulcata entre 2 y 6 puestas.

Los huevos son de color marfil, relativamente redondos, de 3-5 cm y con un peso de 40-60 gr.
Las hembras protegen el nido hasta unos días después de la puesta. La incubación puede durar 92-212 días, generalmente entre 100-120 días, con una temperatura de 30-35°C y una humedad ambiente de aprox. el 50%.

Esta especie tiene un crecimiento muy rápido, y pueden llegar a medir al año entre 8-13cm, con un peso de 120-300 gr. Con 5-6 años, aproximadamente 30 cm y 4-5 Kg.

Artículo publicado en Todo sobre Tortugas