domingo, 2 de septiembre de 2007

Gourami enano (Colisa Lalia)

Cuerpo compactado por los flancos laterales a disposición redondeada. Posee un par de barbillones táctiles en la base del vientre.

Coloración:

Es muy variada. La más común se caracteriza por unas franjas azul eléctrico sobre un fondo rojo que recubre todo el cuerpo, las aletas son rojas con moteado azul. Las hembras poseen generalmente un color plateado.

Tamaño:

Hasta 6 cm.

Diferencias sexuales:

La hembra es de menor tamaño que el macho, éste tiene la aleta anal con una terminación puntiaguda, en la mayoría de los casos las hembras son menos coloridas y vistosas.

Esperanza de vida:

2-3 años.

Temperatura:

24-28°C.

Agua:

pH: 6.0 a 7.5, GH: 7°d - 15°d.

Acuario:

A partir de 30 litros, bien plantado, aprecian las plantas flotantes. La corriente se debe reducir al mínimo, ya que al ser estos peces de aguas tranquilas el exceso de corriente les estresa.

Alimentación:

Vivo y hojuelas o escamas; las daphnias y el tubifex acentúan sus colores y les gustan mucho aunque debe descartarse este último por la gran cantidad de organismos patógenos que transporta, que pueden infectar a nuestros peces y a nosotros también.

Comportamiento:

Es un pez muy pacífico y a veces tímido, al igual que en los demás miembros de su familia los machos pelean por el territorio por lo que deben mantenerse en parejas o grupos con un solo macho.

Reproducción:

Es, al igual que la mayoría de los laberíntidos, un constructor de nido de burbujas. La reproducción es posible en acuario comunitario, aunque se recomienda que se realice en un acuario predispuesto para ello, de al menos de 15 litros y con una altura de agua de unos 15 cm, con abundantes plantas flotantes y algún escondite para la hembra.

Se debe tener al macho y a la hembra separados si es posible y suministrarles alimento de buena calidad (de preferencia vivo) al menos durante la semana anterior a la reproducción, pasado este tiempo, cuando el macho haya reconocido el lugar y establezca su territorio, empezará a construir un nido de burbujas de unos 4 x 4 cms. y será el momento de introducir a la hembra, que será cortejada de forma no muy galante, por lo que será necesario un lugar donde ésta se refugie del acoso. En el momento de aparearse, el macho rodeará a la hembra con su cuerpo y la presionará para que suelte la freza que inmediatamente será fecundada y puesta en el nido. Esta operación ocurrirá varias veces y cuando haya finalizado, el macho atacará a la hembra, por lo que deberá ser retirada rápidamente.

El macho se dejará en este acuario hasta que los alevines naden por si solos (aproximadamente hasta el cuarto día después de la eclosión) a menos que se coma a la prole, retirándolo de inmediato. En el momento en que las crías se queden solas, se debe bajar el nivel del agua a 2-5 cms. Los alevines se deben alimentar a partir del segundo día de vida con artemia recién eclosionada y/o infusorios.

Artículo publicado en Todo sobre Peces