martes, 14 de agosto de 2007

Sternotherus odoratus (Tortuga almizclada)

Tortuga apestosa común

Morfología:

Los juveniles tienen el caparazón prácticamente negro, y se pueden observar tres quillas longitudinales que perderán con la edad. La cabeza es también negra con rayas amarillas.

Los adultos tienen el caparazón de color marrón oscuro, sin dibujos. La forma del caparazón es muy similar al de las Kinosternon. El plastrón es bastante pequeño, de color amarillo anaranjado.

Está un poco articulado, pero no mucho. La parte central es un poco blanda.
La cabeza es entre marrón y verde-oliváceo, y tiene un par de rayas amarillas en cada lado de la cabeza. Las patas y la cola son oscuras. Las patas traseras son bastante palmeadas.

Dimorfismo sexual:

Los machos son mayores, y las placas dorsales y laterales están más inclinadas. El macho tiene la cola más ancha y larga.

Tamaño:

Llega a medir hasta 13-14 cm.

Distribución:

Habita en todo el este de Estados Unidos y en el sureste de Canadá.

Mantenimiento:

Esta especie se debería mantener al aire libre. Debe tener un recinto con un pequeño estanque, que puede tener más de medio metro de profundidad. Debe disminuir la profundidad de forma gradual, para que las tortugas puedan salir del agua sin dificultades, ya que son malas nadadoras. En ejemplares comprados a otros cuidadores se debe vigilar, porque la gente las suele tener con poca agua y con el cambio de profundidad se podrían ahogar.

Alrededor del estanque debe haber una zona con tierra y muchas plantas, cuanto más densas mejor. En esas zonas se esconderán las tortugas de vez en cuando.
Los ejemplares jóvenes se deben mantener en un pequeño acuario con algunas rampas y rocas donde descansar.

Si se quieren mantener ejemplares adultos en un acuaterrario, este deberá ser bastante grande, según el número de ejemplares que se quieran tener en él. Deberá haber al menos 30 cm de profundidad de agua, que disminuirá gradualmente para facilitar la salida. Deberá haber una pequeña zona terrestre con plantas donde se puedan esconder y puedan realizar la puesta.

Alimentación:

En libertad se alimentan básicamente de insectos, moluscos, peces muertos, carroña, renacuajos, algunas plantas acuáticas...No suelen comer muchos alimentos vegetales.
Su alimentación debe ser lo más variada posible.

Comportamiento:

Son animales que de entrada son un poco tímidos. Cuando se ven amenazados desprenden una secreción de olor intenso, y por eso reciben el nombre de tortugas apestosas. Con el tiempo van perdiendo esa costumbre.

Esta especie se adapta muy bien a la cautividad, y son fáciles de mantener. Si el estanque es suficientemente grande, estas tortugas se soportan bien entre sí.
También pueden convivir con otras especies de tortugas americanas, pero con las que mejor estarán son con las Kinosternon, ya que tienen hábitos similares.
Viven casi siempre en el agua, saliendo a tierra solo de vez en cuando, en busca de comida o cuando ha llovido. También sale para poner los huevos. No se las acostumbra a ver tomando el sol.

Esta especie puede hibernar sin dificultades, ya que también lo hace en su hábitat original.
Se ha comentado que en la naturaleza, según las zonas donde vivan, pueden realizar también un pequeño letargo estival (estivación).

Estas tortugas se pasan casi todo el día andando por los fondos del estanque en busca de alimento.

El estanque debe tener forma de playa, porque esta especie es muy mala nadadora. Más que nadar, lo que hace es andar por el fondo.

Reproducción:

Los machos persiguen a las hembras y las empiezan a morder en las patas y en el cuello. En cuanto una hembra se deja tomar, el macho la monta, agarrándose con sus fuertes uñas a los lados del caparazón y empieza la cópula.

La hembra pondrá entre 2 y 5 huevos muy elípticos. He visto hacer las puestas de dos formas distintas: Haciendo solo un pequeño agujero y dejar los huevos semi-enterrados, o bien hacer un agujero más profundo para enterrarlos completamente.

Las puestas las suelen hacer al lado o debajo de plantas y arbustos. Los huevos se deberían incubar a unos 28 ºC. Si se quieren incubar los huevos, se deberán poner a 30 ºC y con un 30-50 % de humedad.

Artículo publicado en Todo sobre Tortugas