jueves, 13 de septiembre de 2007

Ballesta (Odonus Niger)

El nombre del grupo alude a una espina eréctil que forma el primer radio de su aleta dorsal, mientras que el segundo radio permite bloquear esta poderosa espina y mantenerla en la misma posición. El desbloqueo del segundo radio se asegura mediante una tercera espina, más pequeña, que forma el tercer radio de la aleta dorsal. Su principal finalidad es la de disuadir a sus potenciales predadores y servirle de agarre en las cavidades de las rocas. Este agarre hace prácticamente imposible su extracción sin causar daños al pez.

Otra característica de los peces ballesta es la robustez de sus mandíbulas, dotadas de fuertes dientes con las que rompen las ramas de coral o las conchas de los mejillones.

Todo el cuerpo de este pez es azul oscuro, incluidas las aletas. En su hábitat alcanza los 50 cm., pero en acuarios raramente supera los 30 cm.

Cuando se ve amenazado emite un “gruñido”. Esto es producida por los músculos del intercostal que mueven dos huesos en la faja pectoral, la vejiga natatoria les sirve como compartimiento de resonancia para el sonido.

Consejos de compra:
Si se va a mantener con otros peces, debe ser el último en llegar al tanque, ya que si lo introducimos primero y luego introducimos otros peces su agresividad hacia estos será mayor.

Hábitat: Arrecife

Fondos coralinos y rocosos, hasta 50-60 m. de profundidad.

Alimentación: Carnívoro

Son peces fundamentalmente carnívoros que aceptarán mejillones, crustáceos (preferiblemente con caparazón), calamares, erizos y trocitos de pescado. También se le puede suministrar corazón de buey.

Los alimentos vivos no están recomendados, ya que suelen aumentar la agresividad de estos peces hacia sus compañeros de tanque.

Reproducción: Ovípara (desconocida en cautividad).

Exigencias:
(Salinidad 1020-1025, Ph 8.1-8.4, temperatura 22-28° C)
Pueden criarse en acuarios a partir de 400 l., si bien es recomendable un tamaño a partir de 600 l. para que muestren todo su esplendor y tengan una convivencia más pacífica con el resto de habitantes.
El decorado debe ser muy estable, porque este pez se divierte moviendo piedras, conchas y otros objetos y también excava el fondo buscando comida.

Relaciones Interespecíficas:
Los Odonus Niger son considerados uno de los peces ballesta más pacíficos y menos territoriales, pero en realidad suelen ser los más difíciles de predecir. Los temperamentos individuales de cada individuo pueden ser muy diferentes de un pez a otro, podemos encontrarnos ejemplares absolutamente benignos y ejemplares que sean un terror para sus compañeros del tanque. No obstante, especialmente de adultos tienden a ser agresivos hacia invertebrados y pescados más pequeños.

No es compatible con el acuario de arrecife.

Relaciones Intraespecíficas:
Son muy agresivos y para tener mas de un ejemplar sería necesario tener un acuario de mas de 1.000 l.

Artículo publicado en Todo sobre Peces