lunes, 13 de agosto de 2007

Chelus fimbriata (Matamata)

Morfología

La concha es áspera y con protuberancias. Cada placa es cónica, con marcas de anillos concéntricos crecientes. La cabeza y cuello son anchos y planos, con numerosas protuberancias, con verrugas y crestas.

La boca es extremadamente ancha, y el hocico es alargado. Los ojos son pequeños y están situados muy cerca del morro. Los ejemplares jóvenes presentan una coloración marrón oscura en concha y cuello, mientras el plastrón suele ser de color salmón.

Cuando la tortuga crece, el color marrón se convierte en amarillo y marrón. La garganta es roja-marrón, y al final se convierte en marrón. Hay diversas opiniones acerca del fin de las aletas o salientes en la cabeza y cuello.

Se sabe que esas protuberancias contienen unos nervios que responden al menos a dos estímulos: uno es el movimiento de los salientes sin contacto físico, y el otro es el contacto físico.
Estos descubrimientos conducen a diversas teorías sobre cómo usa la tortuga esa información.

Hábitat y comportamiento

Se encuentra en las cuencas del Orinoco y el Amazonas. Son claramente acuáticas, y rara vez abandonan el agua. No ha sido observadas desplazándose por tierra firme o tomando el sol.
Nadan de forma deficiente y prefieren arrastrarse por el fondo de los ríos.

Respiran extendiendo el cuello hasta que la punta del hocico asoma por la superficie. Suelen permanecer inmóviles, y se mueven lentamente en el agua, que suele ser turbia. Observaciones demuestran que tolera agua relativamente salada o estancada.

Alimentación

Se ha observado que tienen la costumbre de alimentarse durante la noche. Su alimentación incluye peces, anfibios, crustáceos, y posiblemente pájaros y pequeños mamíferos que se introduzcan en el agua.

La técnica de alimentación de las matamata es singular y única entre las tortugas: de forma rápida extienden la cabeza hasta la presa,mientras que a la vez abren la boca; este movimiento combinado produce una acción de succión que atrae a la presa dentro de la garganta expandida.
El agua es expulsada, y la presa orientada para ser tragada.

Reproducción

La copulación en estado salvaje no ha sido descrita. La puesta tiene lugar de octubre a diciembre, consistiendo en entre 12-28 huevos; estos son casi esféricos, y miden entre 3,5 y 4 cm de diámetro. La incubación suele durar 200 días.

Mantenimiento en cautividad

La alimentación es el asunto donde más controversia existe; hay quien sugiere que se las puede alimentar con peces de colores como carpas; otros dicen que las carpas vivas extienden su aleta dorsal al ser succionados, lo que hace que arañen la garganta de la tortuga; esto puede llevar a una infección que puede provocar la muerte del animal.

Otros añaden que las carpas de colores son criados de forma masiva en estanques en el exterior, donde se añade sulfato de cobre para impedir el crecimiento de algas. Esto produce la acumulación de sulfato de cobre en los peces, y después en la tortuga, lo que puede ser fatal.
Además los peces de colores suelen tener cantidad de agentes patógenos que pueden ser transmitidos a las tortugas....

Sin embargo hay gente que ha mantenido en cautividad matamatas alimentádolas con peces de colores sin problemas.

Artículo publicado en Todo sobre Tortugas