viernes, 3 de agosto de 2007

El trato que se les dan a las tortugas

Ocurre mucho que la gente al tener estas tortugas crean que son súper divertidas (lo son), pero además crean que son juguetes, ya que pasan en mano en mano de sus familiares, ya que al ser tan pequeñas crean que son como una ardilla, hámster o no se.

Debo mencionar que no porque la tortuga sea muy atractiva, y tenga un caparazón, demuestre ser un reptil fuerte, quizás lo es pero no es juguete.

Debemos recordar que estos reptiles no son como un perro que ladra cuando se enoja, o aúlla cuando le duele algo, las tortugas no pueden decir lo que sienten. Es por eso que muchas personas no perciben esto.

Es por eso les digo que cuando la tortuga reacciona metiendo su cabecita en su caparazón, les quiere decir, déjenme en paz.