miércoles, 1 de agosto de 2007

Tortugas de agua

Si te decidiste por tener una tortuga como mascota, debes conocer algunos aspectos básicos de su biología para poder mantenerla en condiciones óptimas y así poder disfrutarla durante muchos años.

¿En donde viven?

En cuerpos de agua dulce alrededor de las zonas templadas y tropicales del mundo. Pueden habitar en estanques, ríos, corrientes, lagos y lagunas.

¿Cómo viven?

Son organismos predominantemente acuáticos, aunque sus hábitos y costumbres son muy variables. Se asolean regularmente sobre troncos y salientes de rocas lo cual es primordial para su correcto desarrollo, puesto que utilizan los rayos UV del sol para transformar las vitaminas que necesitan para fijar el calcio en sus huesos y caparazones.

Cuidados generales

Pueden ser alojadas en cualquier recipiente capaz de conservar agua y que idealmente podrá contar con un sistema de filtración que facilite el mantenimiento y disminuya la frecuencia de los cambios de agua. Si no se dispone de un sistema de filtración se hará necesario cambiar el agua después de cada alimentación. No se recomienda el uso de plantas naturales porque seguramente serán destruidas. Pueden instalarse plantas artificiales si se desea decorar el encierro. Se recomienda mantener el agua por encima de los 25 C.

Deben mantenerse en un ambiente 100% acuático desde su nacimiento, procurando proveer de algunos lugares de descanso. Las crías en buenas condiciones y con buena alimentación se desarrollan rápidamente, hay que tener cuidado de no exagerar ya que pueden ocasionarse problemas de obesidad y desarrollo lo que disminuirá su longevidad. Es necesario el asoleo directo dentro de recipientes con agua.

¿Qué comen?

Generalmente son omnívoras, esto es que pueden alimentarse tanto de materia vegetal como animal. La preferencia esta determinada por la etapa del ciclo de vida en que se encuentra: juveniles omnívoros con predominancia carnívora (mayor necesidad de proteína). No se recomienda el uso de alimentos vivos como artemia, tubifex o charales porque además de provocar adicción en las tortugas, les proveen una nutrición deficiente. La alimentación ofrecida a las crías debe ser igual a la de los adultos, pero en proporción a su talla. Se recomienda alimentarlos 3 veces por semana.

Para que la alimentación no sea un problema se recomienda usar un alimento balanceado como TORTU-BISCUITS® que por su excelente calidad satisface completamente las necesidades de nutrición de las tortugas omnívoras acuáticas y semi-acuáticas pudiendo ser utilizado como única fuente de alimento. Enriquecido con Vitaminas y Minerales que ayudan a prevenir enfermedades asociadas a una dieta incorrecta: ablandamiento del caparazón, deficiencias vitamínicas, hinchazón de los ojos, abscesos, etc.

Por su sabor, olor y digestibilidad TORTU-BISCUITS® es fácilmente aceptado por todo tipo de tortugas omnívoras acuáticas y semiacuáticas. Además de que su flotabilidad reduce el desperdicio al permanecer durante mas tiempo disponible a las tortugas.

Fuente : http://www.geocities.com/herpetarium/tortugas.html