viernes, 21 de septiembre de 2007

Sexualidad de la tortuga

Los machos se distinguen de las hembras por su plastrón (parte ventral del caparazón) cóncavo en lugar de plano y por la cola más larga y gruesa.

Para poner los huevos, la hembra excava un agujero. La falta de un suelo blando para excavar el nido puede ocasionar la retención de los huevos y constituir un riesgo serio para la tortuga. La incubación artificial de los huevos suele aumentar el número de crías obtenidas.

Se puede fabricar una incubadora casera.

Los primeros días de vida, las tortuguitas deben alojarse sobre una superficie limpia.

El primer año conviene mantenerlas en un terrario y evitar que hibernen.

Para distinguir a los machos de las hembras observaremos el plastrón (parte ventral del caparazón). En los machos suele ser ligeramente cóncavo, mientras que en las hembras es plano.

La cola del macho también es más gruesa y larga que la de la hembra, y tiene el orificio de la cloaca más alejado de la base. La madurez sexual no depende tanto de la edad como del tamaño y pueden alcanzarla entre los 7 y 10 años de edad. Las cópulas tienen lugar principalmente entre los meses de abril y junio.

Durante este período, los machos persiguen insistentemente a las hembras, golpean con su caparazón el de ellas y les muerden las patas. Pueden dedicarse obstinadamente a esta tarea gran parte del día y a veces persiguen y tratan de montar a otros machos.

Si ponemos una hembra junto a diversos machos, sin espacio suficiente para que huya o se oculte, éstos pueden llegar a dañarla seriamente con sus mordiscos.

Durante la monta, el macho se sitúa encima de la hembra, apoyándose en el suelo con las patas de atrás, emite unos gemidos agudos y fuertes que sorprenden a los que no están familiarizados con sus costumbres.

La hembra puede almacenar el esperma del macho en su interior y usarlo para fertilizar los huevos que va poniendo hasta tres años después.

Este curioso fenómeno se conoce con el nombre de Amphigonia retardata.

Para poner los huevos, la hembra excava con las patas de atrás un agujero de 10 o 12 cm de profundidad en el que luego los entierra.

Con frecuencia excava varios nidos antes de decidirse a usar uno de ellos.

La mayoría de las puestas tienen lugar antes de junio, y contienen de 2 a 12 huevos.

La tortuga de Asia Central (Testudo horsfieldi) puede efectuar 3 o 4 puestas anuales de 3 a 5 huevos.

Algunas hembras pueden hibernar con parte de la puesta todavía en su interior y completarla al despertar de la hibernación, aunque esto no es lo normal.

Artículo publicado en Todo sobre Tortugas