viernes, 5 de octubre de 2007

Peces Mediterráneos, Araña

Suele medir unos 30 cm. Tiene un cuerpo alargado, aplanado por los lados, una gran cabeza y una gran boca, un poco inclinada hacia arriba. Los ojos están situados en la parte superior y dirigidos hacia arriba.

El opérculo tiene una espina venenosa larga dirigida hacia atrás, aunque dispone de más espinas venenosas en la parte superior de su cuerpo. Es de color amarillo con manchas oscuras sobre la cabeza, con los costados más claros, con manchas marrones y lineas longitudinales amarillas y azules.

Vive en fondos de barro y arena, desde la superficie hasta gran profundidad, aunque en verano se acerca a la costa y suele encontrarse entre 5 y 10 metros de profundidad. Es común en todo el Mediterráneo.

Come crustáceos y pequeños peces del fondo, a los que suele acechar enterrándose en la arena hasta los ojos y saltando sobre ellos, a la primera oportunidad, con la boca abierta.

Debido a sus espinas venenosas y a su costumbre de enterrarse es muy peligroso para los bañistas. Pisarlo con el pie desnudo asegura una inyección de veneno, con síntomas que van desde dolor y fiebre hasta la insuficiencia respiratória. Hay que aplicar agua tan caliente como sea posible para neutralizar el veneno, de naturaleza albuminoide.

Gentileza de Todo sobre Peces