viernes, 26 de octubre de 2007

Acuaterrario para principiantes

Empezaremos comentando que el recinto que vamos a preparar no es exactamente un acuaterrario, sino que se trata mas bien de una tortuguera (de tipo industrial pero nunca de riñón -las que tienen forma de-.)

Adquiriremos en cualquier punto de venta habitual los siguientes elementos:

1. Tortuguera. Recipientes normalmente de cristal (también los hay de pvc que son muy poco recomendables),sin tapa, cortados transversalmente desde la parte posterior a la delantera hasta un 1/2 de la altura, que contiene un "islote" artificial que bien puede ser de plástico o de hierba artificial. Habremos de adquirirlo del mayor tamaño que nos sea posible de acorde con nuestras posibilidades (espacio en casa, en la habitación, sí se tiene o no balcón, terraza, etc.)

2. Termocalentador. Aunque cualquier profesional recomendara no utilizarlos pues las tortugas podrían romperlos, el hecho de que estos animales aun sean crías en el momento de su adquisición y que cuando crezcan se pueden perfectamente proteger (con una rejilla, por ejemplo) recomiendo fervientemente su utilización pues son los de más fácil acceso, baratos y versátiles del mercado. Los encontramos de diferentes potencias y al igual que con la tortuguera habrá que mirar los litros de agua a "calentar" para saber de que potencia adquirirlo. Para muestra un botón: yo utilizo un termocalentador de 25v para una tortuguera de 22l de capacidad (en realidad la tortuguera solo contiene unos 6-7 litros de agua.)Este elemento resulta imprescindible para el optimo cuidado de nuestra/as tortuga/as, pues se trata de animales tropicales (al menos en su mayoría y sobre todo las especies de venta en comercios habituales.)

3. Filtro. Los hay de dos tipos, interno o externos (de cascada). Mi recomendación es instalar un filtro de tipo externo ya que el agua ha de ser bombeada desde la tortuguera hasta el filtro en si y después es devuelta mediante un tubo agujereado situado en alto que mejora notoriamente la oxigenación. Si no se puede, la instalación de un filtro interno también es una solución factible pues hoy por hoy, todos los filtros internos vienen provistos de un sistema generador de "burbujas" (para la buena oxigenación del agua.) Yo particularmente y por motivos de espacio es este segundo sistema el que tengo instalado en mi tortuguera. A tener en cuenta: la potencia de filtrado a de superar el doble (en litros) del agua a filtrar y en relación a eso debemos comprar nuestro filtro. A modo de observación comentar que estos filtros vienen preparados para añadirles colonias bacterianas para realizar funciones biológicas en el agua. Desde mi punto de vista, totalmente prescindible (salvo si se quiere imitar concienzudamente el hábitat natural de la tortuga.) El filtro puede ser prescindible (no lo recomiendo bajo ningún concepto) eso si, si no te importa cambiar continuamente (a diario, o casi) el agua de la tortuguera. ¡Sin contar los shocks que producirán a las tortugas los cambios diarios de temperatura del agua!

4. Calentador de superficie. O lo que es lo mismo, un sistema para calentar la parte no sumergida de la tortuguera. Normalmente se trata de unas lamparas especiales (lamparas de vapor de mercurio, etc.) que emiten rayos ultravioletas A y B y calor. Carísimas. Una solución factible - y bien chula, por cierto - puede ser la instalación, sobre la tortuguera, de una lampara de neón que escogida de la potencia adecuada (en relación a la distancia a la que se encuentre de la tortuguera) conseguirá hacer las mismas funciones que las lamparas especiales pero abaratando notablemente los costes y además conseguirán un efecto impresionante sobre tu tortuguera. De todas formas, y que me perdonen los expertos, este sistema es prescindible pues las tortugas se adaptan bastante bien a la temperatura normal de un hogar (15 - 20ºC).

5. Fondo de acuario y ornamentos. La colocación de una lamina de fondo de acuario dará mas verosimilitud a nuestra tortuguera y conseguirá que nuestros animales se encuentren más cómodos en su "nuevo" medio a su vez, y dependiendo siempre del tamaño escogido de tortuguera, la utilización de cantos (pequeñas piedras circulares lisas) para el fondo (nunca arena, gravilla o derivados, pues las tortugas son animales muy sucios y la limpieza de estos elementos muy costosa) así como la utilización de raíces tratadas y otros elementos ayudaran notablemente a la mejora de nuestra tortuguera, consiguiendo además, una mejor adaptación de nuestros animales. Por problemas de espacio carezco personalmente de estos elementos pero para todos aquellos que tengan el mismo problema una pequeña ayuda: convierte los elementos anteriormente nombrados en elementos de decoración, esto es, yo he forrado el cajetín del filtro (interno, eh?) con fondo de acuario sobrante y he recubierto el termocalentador con plantas acuáticas falsas (de plástico resistente) que aunque no lo ocultan del todo si consiguen un efecto increíble sumado al del fondo de acuario y la lampara de neón. Si se va a hacer esto con el termocalentador hay que tener en cuenta un par de puntos importantes: las plantas han de ser plantas de plástico (que aguanten los envites de las tortugas) y nunca especies que puedan ser reconocidas por nuestras tortugas como comestibles. Él por que creo que es obvio.

6. Liquido para el tratamiento del agua. Aunque no es imprescindible un liquido que trate las "impurezas" del agua y la convierta en adecuada para nuestras tortugas nunca esta de más. No es un elemento caro (ronda los 3-4 euros)y se utiliza en pequeñas cantidades.

7. Comida. De dos tipos: gránulos para tortugas y gammarus. Nunca estos dos alimentos han de suponer la dieta única del animal pues no es completa y además en el caso del Gammarus puede ser peligrosa por ser potencialmente una forma de contagio de ciertas enfermedades como el SCUD (ulceras.) Recomiendo la utilización de alimentos naturales mezclados con los dos anteriormente mencionados, como verduras (lechuga, zanahoria, calabacín, etc.), frutas (manzana, plátano, etc.),gambas, carne de cangrejo, mejillones, etc. Todo bien picado y mezclado; dándosele al animal en pequeñas porciones y una vez al día a lo sumo.

El coste total de un proyecto así no superara casi en ningún caso los 120 - 130 euros de presupuesto; incluyendo dos ejemplares de Trachemys Scripta.

Básicamente con todo esto ya podríamos criar nuestras tortugas sabiendo que les estamos proporcionando todo lo que necesitan para tener una vida longeva.