martes, 30 de octubre de 2007

Forcipiger flavissimus

El Forcipiger flavissimus es uno de los peces mariposa más viable de ser mantenido en cautividad. Teniendo presente las necesidades en cuanto a las condiciones de mantenimiento, alimentación y manipulado son animales que se adaptan bien al acuario del aficionado medio.

A pesar de ello no es tan popular como otras especies de peces mariposa como el Chelmon rostratus o el Heniochus acuminatus.

Morfológicamente destaca, además de por su intensa coloración amarilla, por tener un cuerpo muy delgado que le permite introducirse por grutas estrechas en busca de pequeñas presas que captura con su larga boca. Además, al igual que otros mariposa, presenta en la parte inferior del nacimiento de la aleta caudal una mancha que actúa de falso ojo confundiendo a los posibles depredadores.

En la cabeza presenta una franja oscura que disfraza el ojo por lo que los predadores tienen dificultades para calcular su tamaño real cuando lo encuentran deambulando por el arrecife.

Esta especie de pez mariposa puede confundirse fácilmente con el Forcipiger longirostris. A simple vista los patrones morfológicos y de coloración son exactamente iguales. El único aspecto diferenciador entre ambas especies es el alargamiento de la boca, siendo claramente más largo en el caso del longirostris.

En su hábitat natural el Forcipiger flavissimus puede ser encontrado nadando sólo o en pequeños bancos normalmente en las proximidades de los arrecifes. Los animales juveniles, con una coloración totalmente diferente a los ejemplares adultos, prefieren sin embargo mantenerse al refugio de los corales o en las grietas.

Tamaño

Alcanzan un tamaño considerable. En cautividad rara vez superan los 14 cm pero en su hábitat natural es muy común encontrar ejemplares de hasta 22 cm.

Hábitat

Aguas cálidas de zonas costeras del Océano Pacífico. Desde las costa del Este de África a la costa oeste de América Central. Entre los 2 y los 40 metros de profundidad.

Tamaño del acuario

Debido a su tamaño y al continúo deambular en busca de alimento entre las rocas que forman la decoración del acuario debe ser mantenido en tanques de gran volumen a partir de los 200 litros. A la hora de diseñar nuestra instalación conviene planear zonas dotadas de grietas y rendijas donde pueda ocultarse y buscar alimento nuestro animal. Experiencias en su mantenimiento en cautivad parecen indicar que animales en estos entornos se desarrollan de mejor forma.

Condiciones del agua

Las condiciones del agua deben ser las normales para un acuario de arrecife en cuanto a Ph, temperatura, Kh y densidad. Este último factor es importante ya que mantenido a densidades no superiores a 1.020 la resistencia de este animal ante la acción de los parásitos es superior. Un Ph rondando los 8,30 o 8,35 también es beneficioso además de cambios parciales de agua de forma frecuente.

Temperatura

Mantener entre los 24 y los 27ºC.

Mantenimiento

Ya hemos hablado de algunas de las claves para su mantenimiento exitoso, sin embargo tenemos alguna clave a añadir para que su mantenimiento en cautividad sea un éxito: La corriente en el acuario no debe ser excesiva ya que la forma de su cuerpo entorpece sus movimientos. Una corriente moderada, además de una excelente filtración, le beneficiará en su deambular diario en busca de alimento.

El Forcipiger flavissimus oscurece o aclara la mancha de la cabeza en función de si está descansando, por ejemplo durante las horas nocturnas en las que se aclarará, o si está estresado en la que se oscurecerá. La pérdida del color amarillo sin embargo es señal de la existencia de algún problema generalmente relacionado con parásitos. Además de estas particularidades sobre la coloración presenta simpáticos comportamientos como nadar del revés o escupir fuera del agua demandando alimento.

Alimentación

La forma de la mandíbula del flavissimus nos da una pista del tipo de alimento que demanda en su hábitat natural. Sus mandíbulas en forma de pico le sirven para atrapar pequeñas presas ocultas entre las grietas y los corales. La boca está provista de varías hileras de dientes lo que le permiten variar mucho su dieta sobre todo entre larvas de otros animales como erizos, gusanos o pequeños camarones. Un comportamiento habitual de esta especie es la de hurgar entre los tentáculos tubulares que permite el deambular de las estrellas y erizos.

En cautividad una vez aclimatado a la alimentación aceptará con voracidad la papilla a base de mejillones, berberechos y pescados blancos. La artemia y mysis también serán aceptados pero no conviene abusar de ellos ya que si nos son frescos y se han alimentado con un buen fitoplancton su valor nutricional es muy escaso.

Diferencias entres sexos

Las diferencias entre sexos en la especie no son apreciables.

Asociación

Los peces mariposa son bastante territoriales por lo que mantener más de uno en una misma instalación suele dar como resultado graves enfrentamientos. El mantenimiento sin embargo del flavissimus con otras especies de peces mariposa es viable siempre y cuando no porten la misma librea.

Aunque una vez aclimatados se alimentan bien no conviene adquirir individuos cuando nuestra instalación esté muy poblada. Los otros compañeros de acuario tendrán las de ganar en la lucha por la comida diaria y nuestro ejemplar puede quedarse sin comer. Por esta razón el Forcipiger flavissimus debería ser uno de los primeros animales en llegar al acuario.

Reproducción

Su reproducción en cautividad todavía no ha sido realizada. En los arrecifes las parejas que forman para toda la vida se establecen en territorios que defienden ante otras especies. La reproducción se realiza en la zona pelágica para que los huevos fertilizados sean esparcidos por las corrientes. Tras la fase planctónica las larvas descienden de nuevo al abrigo de las construcciones coralinas.