miércoles, 14 de noviembre de 2007

Temperatura del agua del acuaterrario

El agua durante el día debe estar a una temperatura constante que puede oscilar entre 24°C y 28°C. La temperatura ideal será: 26°C. En la noche puede o debe (como en su ambiente natural) bajar un par de grados, pero nunca debería descender hasta situarse a menos de 20°C porque la tortuga se aletarga. Es importante no exponer a cambios bruscos de temperatura a la tortuga, pues puede resfriarse. Cabe señalar que el calor activa el sistema inmunológico de las tortugas.

Deberemos controlar la temperatura del agua, y para medirla necesitaremos un termómetro. Existen dos tipos: los de tubo de vidrio rellenos con mercurio, y los digitales, consistentes en una base de cristales líquidos que se adhieren a las paredes del acuario por el exterior. Estos últimos son los mejores. Para buenos resultados fijémoslo justo encima del fondo de la zona acuática. Si queremos mayor precisión, coloquemos otro situado al nivel de la superficie del agua y saquemos un promedio de ambas temperaturas. Nota: Estudia bien el lugar en dónde adherirás el termómetro digital, ya que si lo llegas a sacar se estropeará.

En el caso de que la temperatura ideal no pueda obtenerse de manera cómoda por la temperatura ambiental, deberemos instalar en la zona acuática un sistema de calefacción, y lo podemos lograr utilizando:

-Termocalefactores. Son calefactores que vienen con un termostato, lo que permite fijar la temperatura que queremos, entonces si baja de esa temperatura, se enciende, y si sube la temperatura, se apaga. Es importante que tratemos de que el agua se mantenga constante, pues si el termostato se prende y apaga a cada rato, puede echarse a perder, y calefaccionar el agua hasta temperaturas que pueden ser fatales. Los termocalefactores son la solución más práctica. Sus precios son muy variados, dependiendo de la marca. Al adquirirlos se debe tomar en cuenta su potencia. Para ello, tan solo ten claro cuantos litros de agua quieres calefaccionar y luego guíate por la tabla de potencia que da el fabricante en la caja del termocalefactor. Deben estar completamente sumergidos.

-Calefactores de resistencia. Son los calefactores más baratos que existen. No consideran las temperaturas ambientales, y por ello son ineficientes, ya que el usuario deberá enchufar, desenchufar, trabajando a modo de termostato, sin conseguir una temperatura constante. De todas formas, pueden ser útiles en casos de emergencia. La norma utilizada para escoger su potencia es saber cuántos litros de agua queremos calefaccionar y hacer una equivalencia en watts, pero siempre añadiendo un poquito más. De todas maneras, no existe fórmula para conseguir temperaturas exactas con estos calefactores. Deben estar completamente sumergidos.

Por seguridad siempre desconecta todo lo eléctrico antes de meter las manos al agua del acuario. Se recomienda que todo lo que sea enchufes esté arriba o al lado de la instalación, nunca debajo. Si el calefactor llegan a romperlo las tortugas estando este enchufado, a las tortugas no les pasará nada, pero si tú metes las manos en el agua, te electrocutarás hasta morir. Para cuidar la vida, se recomienda que se instale una protección diferencial en el sistema de alumbrado de una casa habitación, para que en dicho caso, la corriente se corte y puedas salvarte. También es prudente ocultar el cable del calefactor con piedras para que las tortugas no lo muerdan y se electrocuten. Además deja siempre el calefactor completamente sumergido porque sino se romperá con los peligros ya descritos. Y para repetir, desconecta todo antes de meter las manos en el acuario.

Temperatura del aire

La temperatura ambiental o del aire debería ser un par de grados superior a la temperatura del agua. Puede oscilar aproximadamente entre 26°C y 32°C.